Wiko Iggy, análisis, precios y dónde comprarlo

3

Entre los productores más populares del último periodo no podemos olvidarnos de mencionar a Wiko, de origen francés del que en el último año hemos podido conocer una serie de teléfonos que podremos encontrarlos en tiendas online y que van desde la gama baja hasta la alta. La razón de este éxito es evidente, y es en parte a la relación calidad/precio. En este análisis venimos con el Wiko Iggy, un terminal dual SIM con el sistema operativo Android. El precio es de 99 €, precio que justifica ampliamente las especificaciones técnicas y el rendimiento de este dispositivo, de modo que Wiko Iggy le permite el lujo de tener un diseño un poco diferente de lo habitual, en fin es un terminal colorido y que lo podremos adquirir con poco presupuesto.

Wiko Iggy tiene unas líneas muy suaves, un conjunto de chips de doble núcleo y una pantalla lo suficientemente grande como para que nos permita disfrutar del entretenimiento. Lo que queremos ver en esta revisión completa de Wiko Iggy es si los servicios que se ofrecen son buenos y si el precio justifica la arquitectura de hardware. Dada la escasez del número de smartphones que podemos comprar con un corto presupuesto, Wiko Iggy tiene lo que se necesita para triunfar en este segmento del mercado.

Diseño

Wiko Iggy es un teléfono diseñado para la gente joven y la primera confirmación proviene de las líneas estéticas, sobre todo a causa de las carcasas de colores. La tapa trasera es de goma por lo que ofrece un buen agarre y una excelente sensación de compacidad, mientras que la banda lateral de color rompe con lo anteriormente visto.

Las dimensiones oficiales del Wiko Iggy son 135.5 x 68 x 11,1 mm ​​en 154 gramos de peso. Si hay una cosa que nos ha convencido durante la prueba es el diseño que puede romper un poco con la tendencia habitual en terminales Android. También en este caso, el material utilizado es de plástico, pero la superficie de goma de la carcasa trasera es de gran ayuda en el uso diario además de que le da resistencia.

La disposición de las teclas es estándar,tres botones capacitivos debajo de la pantalla (Atrás, Inicio y multitarea), mientras que el control del volumen y de encendido/apagado del dispositivo se encuentra en los laterales, uno a cada lado.. A diferencia de lo que tenemos por costumbre, nos encontramos con el microUSB en la parte superior, junto a la toma de 3,5 mm para los auriculares, mientras que en el borde inferior vemos que se ha colocado el micrófono. Situado en la parte trasera tenemos la cámara principal con flash LED, además del logotipo de Wiko.

Pantalla

Con la elección de la pantalla nos hemos quedado gratamente sorprendidos, porque viene con una diagonal bastante grande para el precio al que se vende. Tenemos una pantalla de 4.5 pulgadas de alta resolución, con una resolución de 480 x 854 píxeles, lo que le da unos 218 ppi. La elección de una resolución baja es comprensible en vista de la arquitectura del hardware beneficiando además al consumo.

La tecnología utilizada para la pantalla del Wiko Iggy es IPS LCD que se caracteriza por tener negros no demasiado profundos, pero sobre todo por tener un buen brillo. No es perfecto, ya que a veces bajo la luz directa del sol resulta un poco difícil ver la escritura en la pantalla (en especial sobre fondos oscuros), pero el sensor de luz funciona correctamente y se ajusta fácilmente (y rápidamente) en todas las situaciones.

La pantalla no está protegida por un vidrio especial como Gorilla Glass, pero tenemos un buen plástico que cumple con su deber y, que al menos en el período de prueba, no parece verse afectado por los arañazos.

Hardware

Wiko Iggy es un smartphone que destaca entre otras cosas por ser económico y, como tal, su hardware se basa en un conjunto de chips de doble núcleo que no pretende competir, con razón, con los procesadores de cuatro núcleos u octa core disponibles en este momento. La elección de Wiko recae en un procesador MT6572 de MediaTek Dual Core a 1,3 GHz, mientras que la GPU es una Mali 400MP.

La memoria interna es de 4 GB ampliable mediante microSD de 32 GB, de los cuales aproximadamente 1,5 GB están disponibles para las aplicaciones. La memoria RAM es de 512 MB​​, que por desgracia nos ha dejado un poco confuso cuando utilizamos varias aplicaciones a la vez o algún juego pesado. Esta cantidad de memoria RAM hace que de vez en cuando el terminal muetre lag a la hora de cerrar muchas de las aplicaciones.

En las pruebas de Antutu Wiko Wiko Iggy alcanza aproximadamente 11.000 puntos, mientras que en Vellamo que indica el rendimiento en la red, la puntuación es de 1500 puntos.
Cabe destacar  la navegación web que fue bastante rápida en conexión 3G. La conectividad Wi -Fi da aún mejores resultados. Wiko Iggy es además Dual SIM, y compatible con Dual Standby, que nos permite tener accesible una SIM si la otra está ocupada.

El comportamiento con los juegos va en línea con las expectativas, por desgracia juegos bastante complejos en 3D como Asphalt 8, Dead Trigger 2 o Real Racing 3 que requieren unas especificaciones altas se ejecutan con desfases muy frecuentes. Juegos mas livianos como Pou o Candy Crash Saga funcionan a la perfección.

La velocidad de navegación por Internet es rápida, y esto se debe a que soporta HSDPA de hasta 21 Mbps. Las frecuencias que son claramente compatibles con nuestras redes, son HSPA +/3G +/WCDMA 3G 900/2100 y 2G GSM/GPRS/EDGE 900/1800/1900.

Para terminar con el apartado de la conectividad tenemos las comunes Wi -Fi, Bluetooth 4.0 ideal para ahorrar energía (consume menos cuando se usa) y por supuesto Wi Fi Hotspot.

Cámara

La cámara del Wiko Iggy está equipada con un sensor de 5 megapíxeles con flash LED. La calidad de imagen no es muy buena, pero puede ser fácilmente comparado con el de los smartphones que se encuentran con un presupuesto de alrededor de unos 200 euros, lo que confirma la buena relación calidad/precio encontrada hasta el momento del análisis.

La cámara del Wiko Iggy tiene realmente dificultades para manejar las luces de fondo (si hay luz natural en lugar de artificial), o en el caso de que haya poca luz donde el flash resulta muy poco provechoso. La cámara es capaz de grabar vídeos en resolución HD de 1280 × 720 píxeles. El rendimiento, especialmente durante el día , afecta un poco al desenfoque por lo que es una cámara a utilizar más con fines sociales que otra cosa.

Sistema Operativo

Wiko Iggy llega al mercado con el sistema operativo Android, en la versión 4.2.2 Jelly Bean. No hay planes conocidos para actualizar a la última versión de Android. De todos modos es un launcher muy limpio realizado por Wiko, casi idéntico a cualquier Nexus, pues tan sólo veremos una aplicación y algunos pequeños detalles.

En concreto, hay un administrador de archivos para manejar los datos internos del dispositivo y/o la microSD, un antivirus llamado TrustGo. Son aplicaciones ligeras, que por suerte no van a afectar indebidamente a la memoria interna.

Batería

Wiko Iggy cuenta con un procesador de doble núcleo y una pantalla decente, y esto implica claramente que el gasto de energía no es excesivo. La batería es de 1600 mAh, que aunque sobre el papel no parece suficiente a sus necesidades, que en nuestro caso ha cubierto ampliamente la utilización diaria de alrededor de 14 a 16 horas.

Es evidente que con juegos o películas pesados ​​notamos un descenso de la autonomía, aunque no de una forma repentina, si no más bien gradual, sinónimo de que el terminal está bien optimizado.

Disponibilidad y precio

Wiko Iggy ha llegado a finales del 2013 al mercado, llamando la atención entre otras cosas  por el agresivo precio de tan solo 99 €. El precio al que s epueden encontrar en algunas otras tiendas es de 129 €. Las tiendas en online como Amazon ofrecen el terminal a un precio de 100 €.
Wiko Iggy viene en tres versiones, (blanco y verde, verde y amarillo, gris y rojo), con un paquete estándar que contiene el cable microUSB, el cargador de pared, y unos auriculares negros.

Conclusión

La sensación al ver en funcionamiento el Wiko Iggy es muy positiva, gracias a la relación calidad/precio más que positivo. Es un teléfono que se adapta a nuestra guía de smartphones de bajo costo.
El rendimiento no pretende competir con otros terminales de gama alta, dado que cuenta con la presencia de un procesador de doble núcleo, aunque es lo suficientemente bueno como para garantizar una navegación por la interfaz de usuario suave en el uso diario. Seguramente no es un teléfono para aquellas personas que quieran un dispositivo para jugar, pues te encontrarás con algo mi lag en los juegos pesados ​, pero es más que adecuado para juegos que requieren de pocos recursos.

Wiko Iggy no es un teléfono para aquellos que aspiran a tener un gama alta, pero es un divertido y elegante terminal que recomendamos especialmente para aquellos que tienen un presupuesto de alrededor de 100€ y quiere un teléfono Android Dual SIM diferente a los habituales, sobre todo por el diseño y los colores a elegir.

telegramChinesedroid en Telegram

Recuerdo que ya estamos en Telegram, y puedes unirte desde el siguiente enlace para estar atento a todas las noticias, vídeos, y podcast de Chinesedroid.com. ➤ Ir a Telegram          
Share.

About Author

Administrador de chinesedroid, además de otras páginas webs de diferente temática. Un apasionado de la tecnología, del marketing online y de todo lo que tenga que ver con internet. Puedes encontrarme en las diferentes redes sociales.